teresa196mateo@gmail.com

martes, 31 de diciembre de 2013

Feliz año nuevo






Feliz año nuevo

Feliz año, es lo que todo el mundo deseamos, y, por lo menos yo, lo hacemos de corazón, esperando que se cumplan los buenos propósitos y deseos de todo el mundo y como no, los mios también.
Espero sobre todo que el próximo sea un poquito mejor que el que termina, que en algunos aspectos ha sido maravilloso, he visto culminado el sueño de publicar mi primer libro, quizás con eso debería bastarme, pero claro hay cosas que no han estado tan bien, como por ejemplo la economía. 
Sé que no debería quejarme, pero es que cuando la economía no va bien todo se desmorona, los problemas crecen y se multiplican, parece que todo se estropea a la vez, o lo que es peor hasta las relaciones personales se ven afectadas, no puedo ni debo quejarme porque en casa somos una piña y aportamos cada uno nuestro granito para que los problemas se solucionen de la mejor manera posible, pero están ahí y cada vez cuesta más. No era mi propósito quejarme, lo que pasa es que se me van los dedos y me traiciona el subconsciente.
Finalmente quiero desear un muy feliz año que realmente era el propósito de este post, que cada uno con sus creencias y sus tradiciones lo hagan como mejor les convenga, aqui dejo alguna sugerencia por si alguno de nosotros no lo tenemos claro.

En Alemania funden plomo, en Argentina queman ninots, en Italia comen lentejas, en Polonia guardan las escamas del pescado de Nochebuena en la cartera... Todo vale para empezar 2014 con buen pie.

Ritos para atraer la buena suerte en Fin de Año
Una mesa con buenos manjares, preparada para la noche de fin de año.
¿Has preparado ya la lencería roja? ¿Pondrás un anillo dorado o un fruto rojo en la copa de champán para brindar por el nuevo año? A la hora de confiar en la buena suerte lo cierto es que todo vale.

Comerse las doce uvas al ritmo de las doce campanadas que marcan el final del año 'viejo' y el comienzo del nuevo año es una de las más conocidas. Aunque no siempre es fácil conseguirlo. De hecho, no es raro ver cómo cada uno tiene su ritmo a la hora de comer las uvas. "¡Me han sobrado dos!", "¡No me he comido ni la mitad"! "!Me he adelantado con los cuartos y no me ha quedado ninguna para las últimas campanadas!" ¿Te suenan estas frases? Lo cierto es que, aunque se identifica la prosperidad del nuevo año con el hecho de dejar el plato vacío con la última campanada, esto no quiere decir que hacer lo contrario traiga mala suerte. El ritual de las uvas puede ser más efectivos si se toman de pie, apoyándose sólo en la pierna izquierda para entrar en el año nuevo con el pie derecho

También se suele recomendar introducir en las copas de cava o champán con las que se brinda para celebrar la entrada del año elementos que garanticen que 2014 traerá dinero y amor. En el primer caso se dice que es bueno meter un anillo o un pendiente de oro en la copa para lograr éxitos económicos y en el segundo caso resultará útil introducir una fruta roja (fresas, cerezas, granos de Granada, frambuesa, guindas, picotas...) . Si lo que queremos es asegurar la fidelidad se debe sumergir en la copa un objeto de oro que haya sido regalado por la pareja o la alianza de boda, en el caso de que la pareja se haya casado.

Otro rito que llama a la riqueza y a la abundancia es recibir las campanadas con un billete (a ser posible verde, es decir de 100 euros o de un dólar, aunque no es imprescindible) en la mano y después introducirlo en un saquito verde y sellarlo con hilo verde para después guardarlo en un cajón que no se use habitualmente. Algunas personas también aconsejan poner bajo el plato de la cena de Nochevieja un billete del máximo valor que se pueda, que será el que luego tendremos en la mano al recibir el año nuevo.

AROMAS, FRUTOS Y COLORES
Los aromas también son muy útiles a la hora de atraer la paz, el buen rollo y la buena suerte. Si quieres atraer concordia y paz en tu hogar coge siete varas de canela en rama, ponlas a hervir media hora antes del final del año, cierra las ventanas y deja que tu casa se impregne del olor. También el aroma a basilisco protegerá de los males de ojo y de las malas vibraciones. El olor de eucalipto invita a la relajación y el alivio de tensiones. También para estimular actitudes mediante las cuales la persona pueda conseguir objetivos que tiene fijado. El olor a lavanda atrae buena suerte y proporciona climas idóneos para la comunicación. Y el sándalo ayuda a resolver los problemas financieros y de empresa. El romero ayuda a vencer los sentimientos de manía y odio hacia alguien.

Para ahuyentar la soledad y sentirse querido recomiendan en algunos blogs poner tres limones verdes en cada habitación a lo largo de día 31 y retiradlos sobre mediodía del día siguiente, el 1 de enero.

A la hora de pedir deseos recuerda que pueden cristalizarse si los anotas en tiras de papel rosa (si tienen que ver con afectos), rojo (si son asuntos de riesgo), morado (si estás pidiendo un cambio), amarillo (dinero) y verde para lo relacionado con la familia. Se guarda lo que queremos que se cumpla y se quema lo que queremos que desaparezca de nuestras vidas.

EN OTROS PAÍSES
También cabe destacar lo que suele hacerse durante el fin de año en otros países.HolidayCheck nos ha desvelado alguas de ellas a través de las experiencias de sus clientes viajeros las costumbres de Nochevieja más insólitas que se suelen llevar a cabo en algunos países para asegurar la buena suerte en el 2014.

Si quieres atraer la suerte al estilo escocés, recuerda que en Edimburgo se toman muy en serio el cambio de fecha. Durante cinco días -del 29 de diciembre al 2 de enero- celebran un festival conocido como 'Hogmanay'. Miles de personas participan en desfiles de antorchas, organizan juegos de luces y pirotecnia en el casco antiguo e inundan las calles de mercadillos y bailes celtas con Kilt. Además, en la noche del 31 se regalan whisky, un trozo de carbón y un bizcocho de pasas. Todo eso da buena suerte.

En Inglaterra en la noche del 31 de diciembre se cuentan los últimos diez segundos del año y cantan 'Auld Lang Syne' mientras brindan con champán. Es una canción del siglo XVIII del poeta Robert Burns, que se utiliza para despedir el año, despedirse de alguien cuando emprende un largo viaje, o despedir a un difunto en su funeral. Su estribillo dice: "¿Deberían ser olvidados los viejos amigos y los viejos tiempos? Por los viejos tiempos, amigo mío, por los viejos tiempos. ¡Tomaremos una copa de afecto por los viejos tiempos!"

Los alemanes aprovechan la última noche del año para predecir el futuro. ¿Cómo lo hacen? De un modo original. Funden plomo a la luz de una vela. Una vez derretido en una cuchara lo vierten a una cazuela con agua; al entrar en contacto con ésta el plomo adquiere formas caprichosas. El plomo se vende con una lista de interpretaciones: los trozos parecidos a un puño son un corazón y garantizan buena suerte en el amor, las flores indican nuevas amistades. Es una tradición similar a la de leer los posos del café. Esta práctica adivinatoria ya era habitual en la época de los romanos, expertos en la fundición de metales.

Los italianos aprovechan la Nochevieja para propiciar suerte en el amor con lencería sexy de color rojo, una tradición que también se sigue en España, pues es habitual que las tiendas aprovechen estos días para comercializar este tipo de lencería. Otra costumbre es que se deshacen de ropa y muebles viejos para dar cabida a lo nuevo, sobre todo en Nápoles y Roma, donde más de una vez han tenido que poner freno a través de normativas legales al ímpetu de lanzar trastos por la ventana. Para atraer suerte con el dinero comen lentejas en el último día del año. Ésta es otra tradición que tampoco resulta ajena a los españoles.

Los polacos se apuntan a algunas de las prácticas europeas en el ámbito del fetichismo festivo por Nochevieja. No sólo llevan ropa interior roja, además esconden en su monedero las escamas del pescado que cenan en Nochebuena para asegurar el éxito profesional el resto del año. Otra costumbre es intentar pagar todas las deudas y así encarar el año entrante libre de ataduras. Tampoco dudan de desprenderse de cosas viejas para dar cabida a todo lo nuevo en el nuevo año. Así, los últimos días del año se dedican a hacer una buena limpieza de armario.

En Francia la última noche del año si se besa a un desconocido (a) bajo un muérdago, se conseguirá esposo (a) en el siguiente año.

En Rusia por ejemplo, la cena del día último del año se conforma de lechón relleno de trigo negro o ganso relleno de manzana, además  en la mesa generalmente se encuentran mandarinas que son sumamente apreciadas.

AL OTRO LADO DEL CHARCO

Y al otro lado del charco, en Argentina, cabe destacar que Buenos Aires, vista desde el cielo, se convierte en una gran falla la noche del 31 de diciembre. A las once de la noche los vecinos de los barrios de Ensenada y Berisso queman los momos, muñecos de papel maché muy parecidos a los ninots valencianos. Es su manera de desprenderse de lo malo ocurrido y dar la bienvenida al nuevo año.

Comer una cucharada de las lentejas en Nochevieja es una tradición en Chile, donde también está extendido el uso de ropa interior de color amarillo para atraer el amor. Hay una práctica adivinatoria del año nuevo que consiste en cascar un huevo en un vaso de agua la medianoche del 31 de diciembre y al día siguiente se interpreta su forma. Si se parece a una iglesia es que habrá boda y si hay círculos, dinero o cambios en lo personal, dicen los salvadoreños.

Pasear o correr con maletas en Nochevieja no es una prueba de atletismo urbano. Se trata de un ritual para que el año nuevo traiga muchos viajes, muy extendido en Colombia y seguido también por venezolanos, panameños, paraguayos, peruanos, chilenos, salvadoreños y costarricenses. Y si al salir de casa con las valijas se da un portazo, mucho mejor: se alejarán los malos espíritus.

Otra forma de acabar con lo malo es someterlo al fuego purificador. Se queman muebles y ropas viejas en Perú, Honduras y Ecuador. Se escribe en papelitos lo indeseable y se introducen en un muñeco al que se prende fuego, como hacen los campesinos de Colombia.

 

martes, 17 de diciembre de 2013

El amigo invisible Eloy Moreno

Traigo en esta ocasión una entrada diferente, es de un amigo de facebookEl escritor Eloy Moreno, me ha parecido interesante y realista en su crudeza, con su permiso puesto que dice que la compartamos, me he tomado la libertad de postearla en mi blog, hay muchos amigos invisibles, es muy crudo pero muy cierto, se lo quiero dedicar a todos esos amigos invisibles que por desgracia en este país cada vez son más.

EL AMIGO INVISIBLE

16 de diciembre de 2013 a la(s) 23:31

Existen personas que han desarrollado la capacidad ­al igual que los camaleones­ de mimetizarse con el entorno que les rodea. Afortunadamente hay épocas en las que son más visibles; no tanto porque hayan perdido su capacidad de disimulo sino porque una especie de sensibilidad colectiva permite detectarlos.

Es durante estos periodos cuando suelen abandonar los lugares en los que habitan: ­esquinas, callejones y cajeros­ para intentar regresar a una sociedad que les olvidó hace años. Estas dos fotos han conseguido capturar ese intento. La primera, el de una persona que ha logrado levantarse, en cualquiera de sus sentidos. La segunda, el momento ­apenas unos minutos más tarde­ en el que su cuerpo ha comenzado a decaer hacia ese suelo del que le es tan difícil alejarse.

Quizás si se hubiese vestido de otra forma (pantalón de pinzas, camisa y chaqueta), si se hubiese mantenido erguido más tiempo, o si hubiese llevado en una mano un cigarrillo y en la otra varias bolsas de El Corte Inglés, lo habríamos confundido con cualquier marido que, harto de comprar juguetes, ropa y demás regalos para la Navidad, ha decidido tomarse un descanso de tanta felicidad.

En estas fechas que se acercan de comidas desproporcionadas y felicitaciones globalizadas, se ha puesto de moda un juego que consiste en que varias personas se hagan regalos entre sí sin que se sepa, a priori, la identidad del regalador. El amigo invisible se llama. Curioso nombre, sobre todo porque si es tu amigo no puede ser invisible, y viceversa. Por eso, si ustedes tienen pensado participar en él, no lo hagan de forma equivocada. Les comento cómo se juega en realidad.

Se reúnen, fijan un importe (unos 5 euros está bien) y sacan un papel invisible de una bolsa invisible. Se lo meten en el bolsillo, se acercan a un supermercado y compran una pastilla de turrón o unos polvorones. Salen a la calle y cuando perciban una mano que asoma desde un portal o un plato vacío en medio de la calle, ¡enhorabuena!, habrán encontrado a ese ser invisible que está a la espera de su regalo. Déselo y deséele Felices Fiestas.


P.D. Estas fotos me las ha cedido Ann para la realización de este post. Se dice que una foto nunca es capaz de reflejar la realidad, pero en este caso creo que ocurre todo lo contrario, es la realidad la incapaz de acercarse al sentimiento que transmiten sus fotos. 

Eloy Moreno. Autor de "El bolígrafo de gel verde" y "Lo que encontré bajo el sofá"
eloymoreno.com

lunes, 9 de diciembre de 2013

Opiniones

Estas son las opiniones de personas que han leído la novela "Otoño en la piel, primavera en la sangre"
Me siento muy halagada de que les haya gustado tanto, desde aquí dar las gracias a todos ellos, de corazón, gracias.


Las opiniones de cliente más útiles
1 de 1 personas piensan que la opinión es útil
5.0 de un máximo de 5 estrellas FANTASTICO 8 de julio de 2013
Por chus
Formato:Tapa blanda|Compra verificada por Amazon
ES UNA NOVELA QUE ME HA PARECIDO FANTASTICA, LA AUTORA DESCRIBE MUY BIEN TODAS LAS SITUACIONES, CON LO QUE LA HACE DE FACIL LECTURA Y COMPRENSION. ME HE SENTIDO FORMANDO PARTE DE LA NOVELA, HE SENTIDO EL AMOR EN MI SANGRE. EN DEFINITIVA LA RECOMIENDO, ME HA LLENADO POR COMPLETO, ME HA ENGANCHADO. ANIMO A TERESA MATEO A QUE SIGA ESCRIBIENDO LIBROS.FELICIDADES
BESITOS
CHUS
¿Esta opinión te ha parecido útil?
3.0 de un máximo de 5 estrellas Otoño en la piel, primavera en la sangre 2 de septiembre de 2013
Por Niru
Formato:Tapa blanda
Este libro me ha mantenido con las ganas de seguir leyendo desde el principio al fin. Describe situaciones suficientemente fuera de lo normal para dejar que florezcan ilusiones y sentimientos olvidados y pone de manifiesto la necesidad que tenemos de amigos y familia para superar cualquier situación.
¿Esta opinión te ha parecido útil?
5.0 de un máximo de 5 estrellas Te hace recordar y revivir 2 de septiembre de 2013
Por Ana
Formato:Tapa blanda|Compra verificada por Amazon
TE ENGANCHA DESDE EL PRINCIPIO, ES AMENO Y DISTRAÍDO,TE HACE REVIVIR COSAS OLVIDADAS, COMO DICE EL TITULO TE HACE RECORDAR LA PRIMAVERA EN LA SANGRE. YA LO HE LEÍDO DOS VECES Y VOLVERÉ A HACERLO. TERESA TE ANIMO A QUE SIGAS ESCRIBIENDO, PUES ME GUSTA COMO LO HACES. Y YA SABES "AVECES LOS SUEÑOS SE CUMPLEN".
SALUDOS.
ANA




jueves, 21 de noviembre de 2013

Navidad, libros y más

 Regala libros a los niños


Estamos en época pre navideña, pienso, cómo no podía ser de otra manera, que un libro es el mejor regalo, cuando regalas un libro estás regalando mucho más que papel y tinta, estás regalando aventuras, amoríos, viajes...  
Regalar libros a los niños es introducirlos en un mundo fantástico, lleno de princesas y hadas, de intrépidos guerreros o aventureros sin límites.
Para los mayores también tenemos nuestra parcela de la fantasía, porque un libro por muy realista que sea no deja de ser una fantasía, creada por la mente del autor pero a la que nosotros siempre podemos añadir el puntito de locura o cordura que nos satisfaga más.
A veces es difícil escoger un libro para regalar a un niño, pero antes que regalar una máquina infernal de videojuegos, que a veces llevan a los padres al borde de la locura, sobre todo estos en los que solo se mata gente, de que cabeza pueden salir esas cosas, porque aunque tengan un edad recomendada, la mayoría no la respetan... que me voy de tema, como iba diciendo a veces es difícil escoger pero no imposible, si al niño no le gusta leer se puede optar por un libro mediático, es decir basado en la película de moda de turno, la cuestión es que lea, si son niños muy pequeños está el Libro mágico de los cuentos, que les explica la cantidad de aventuras que pueden vivir a través de sus personajes favoritos.
Cuando ya son un poquito mayores y saben leer con facilidad, están los libros de Gerónimo Stilton y para las niñas la superhermanísima Tea Stilton, Fairy Oak o podemos recurrir a los clásicosde toda la vida como Buscando a Wally.
Para los que ya les gusta un poquito están los del tipo Diario de Greg o las maravillosas historias de la colección Barco de vapor.
Y por último y quizá los más difíciles, los de los adolescentes, con ellos sí que hay que acertar sí o sí, para las chicas si son románticas los de Federico Moccia seguro les van a gustar, si son de tipo más internautas los del tipo Canciones para Paula están muy bien y los chicos pues seguramente aventuras de corte fantástico como Eragón o Crónicas de Kane con unos cuantos egipcios deambulando por nuestros días.

martes, 12 de noviembre de 2013

Boock crossing (intercambio de libros)

Buenos días,  todos los que me siguen saben que tengo un pequeño negocio, de perfumería y estética, y también saben que adoro los libros y como no es incompatible, entre clienta y clienta leo, escribo y cada día me envicio más en ellos.
Días atrás una clienta se quería deshacer de unos libros que no cabían en su casa, en la biblioteca no los quisieron, que ya es decir, así que me dijo que los iba a tirar al contenedor de reciclado de papel, !Por dios no! grité escandalizada, como es posible que alguien tenga el esbozo solo de un pensamiento semejante.
-¿Qué puedo hacer con ellos? me preguntó.
-Haz boock crossing le dije.
-¿Y eso que es?
-Eso es hacer andar los libros, los libros tienen vida y si los tratas mal sufren, a los libros les gusta que los quieran, que los acaricien con las manos y con los ojos, cuando lees un libro estás viviendo su vida y te lo agradece haciéndote soñar.
-Puedes dejarlos en un banco del parque y el que lo coja dejará otro, así vivirá para siempre.
-Pero si lo dejo en la calle, tu sabes como es la gente de este pueblo, seguro lo cogen y no dejan ninguno, entonces no sería lo que tu dices, me argumentaba.
-¿Sabes qué podemos hacer? déjalos aquí, yo les hago un huequito en el mostrador, pongo un letrerito y si a alguien le apetece los puede cambiar, será lo mismo pero en un punto fijo.
-Me parece perfecto.
Dejó los cuatro libros que llevaba para el contenedor y ahora hay por lo menos veinte, los leen, los cambian y si alguien quiere deshacerse de alguno, sabe que en la tienda de Tere los recogen.
Me encanta estar rodeada de libros y perfumes, me gustan las dos cosas por igual.
En los tiempos que corren, es una pena que aunque lo suyo es que se compren muchos (lo digo por interés propio) está bien que el que quiera leer, pueda hacerlo y entiendo que al precio que están es difícil comprarse un libro cada día, así que creo que el boock crossing es una buena opción, lo importante es poder leer, donde sea, como sea y cuando sea.

lunes, 21 de octubre de 2013

El tiempo entre costuras



Esta noche, llega la aventura y la pasión






  El tiempo entre costuras


Hacía días que tenía ganas de escribir algo sobre "El tiempo entre costuras" debo decir que el libro me fascinó, fue uno de los que me empujó a empezar a escribir, la historia de Sira Quiroga me enterneció y la fuerza y el empaque que le dio María dueñas a la historia me conmovió, una mujer débil y fuerte a la vez, que ante las adversidades se crece y no deja que le pasen factura.
Los personajes de ficción enredados con los reales hacen que vivas el personaje; que al estar contado en primera persona lo hace más real.
Hoy se estrena la serie, no voy a hablar más del libro de todos es conocido y de todos es sabido que está perfectamente documentado y la trama muy bien urdida, no decae en ningún momento y ese es el miedo que tengo con la serie televisiva.
No soy mucho de películas y mucho menos de series, de ahí mi miedo a lo que hayan podido hacer, espero que hayan sabido captar la esencia de lo que transmite en libro en sí.
Aunque no suelo mirar series y si son españolas, lo siento, pero menos y no es por despreciar el buen o mal hacer de los actores españoles que los hay muy buenos, el problema son los guionistas, si son de humor buscan el chiste fácil, si son históricas, el rigor histórico se lo pasan por el forro y me da muchísima rabia que los malos siempre sean los mismos y los buenos idem.
Es por eso que aunque me apetece mucho ver esta serie, tengo mis reservas, espero que me sorprenda, los personajes son deliciosos y si están bien tratados puede ser una serie muy digna de ver, Adriana Ugarte me parece una excelente actriz, espero que no me decepcione, el resto del elenco no lo conozco tanto, ya he dicho que no sigo demasiado las series de televisión.
De Raúl Arevalo o de Ruben Cortada no puedo decir nada, no los conozco demasiado, me intriga saber como estará la hija de Antonio Flores, Alba, no la he visto en ningún trabajo, espero que lleve el arte de su abuela y de su padre en las venas... se verá.



jueves, 3 de octubre de 2013

Capítulo séptimo, Otoño en la piel...

                              Los Ángeles

                              USA

                                 Capítulo

                                7

 




 -Otra cita a ciegas, no por favor, me vais a volver loco, como tengo que decir que no me interesa una relación larga, he tenido suficientes experiencias para saber lo que quiero, creo que soy grandecito para buscarme yo solo las conquistas y opino, que no se me da del todo mal ¿no creéis? -Dijo pícaramente mientras sonreía con aquellos ojos, de penetrante mirada, que traían de cabeza a la mitad de las féminas del continente americano.
 -Bueno, está bien pero a la fiesta no me vayas a falta r-le decía su amigo Anthony –piensa que las chicas no vienen precisamente por mí.
 -Mira que llegas a ser, como tenga que quedar bien, con todas las chicas que te interesan a ti, me ingresaran en la uvi -contestó mientras soltaba una sonora carcajada.
En el fondo no todo era de color de rosa, pero por las fans se hacía el frívolo, no podía tener una imagen diferente a la que se había forjado.
Desde su divorcio, había tenido incontables conquistas, lo que le llevó a dar una perfil de Donjuán, que no era para nada realidad, era tan solo una coraza, para no volver a sufrir y acallar los sentimientos, que de vez en cuando afloraban de su rincón oculto del alma.
Ninguna mujer había sido capaz de llenar el vacío que dejó aquella criatura extranjera, que en tan solo unos cuantos días, se metió en su interior y que transcurridos más de quince años, todavía echaba de menos.
Cuando le entraba la nostalgia, y aunque intentara desecharla desde el primer momento, no siempre lo conseguía, se encerraba en casa sin querer ver a nadie, hasta que, a base de mucho esfuerzo, era capaz de controlar el recuerdo de aquella piel tan sedosa, aquel olor que emanaba de su pelo, dorado y largo como el de una sirena, de aquellos estremecimientos entre sus brazos, que revelaban ser la primera vez que los sentía, y que lo cautivaron de aquel modo, sin saber por qué, conforme pasaba el tiempo, en vez de ir olvidando, los sentía más presentes si cabe, tenía la sensación cada vez más acuciante, que tenía con ella algo inconcluso, implícitamente había pensado muchas veces (las mismas descartadas) en ir a buscarla, pero ¿dónde? ¿cuando? Si hasta había perdido el contacto con Beatriz, que era la que durante algún tiempo, lo mantuvo mínimamente informado, aunque eso sí, dejando caer las cosas como por casualidad, ya que él, le tenía advertido que no quería saber nada más de ella, pero Bea siendo como era muy perceptiva, por algo también era psicóloga, muy sutilmente, le contaba alguna cosa, por ella, supo que se había casado con el novio que tenía y que tuvo un hijo, lo cual le hizo reafirmarse más, en su convicción de no volver a verla nunca más.
Seguramente ella es feliz en su matrimonio, seguramente no ha vuelto a acordarse de mí nunca más, pensaba cada vez que le venían a la mente esos pensamientos extraños y las ansias de buscarla, era la manera que encontró, para descartar  las ganas de salir corriendo y no parar hasta encontrarla.
Cuantas veces Anthony le había dicho que tenía que hacer algo, lo que antes era Beatriz para él, ahora era Tony su “Pepito Grillo” era raro el día que no discutían por el mismo motivo. Tienes que relacionarte, tienes que salir de tu retiro, no puedes pasar de una promoción a otra sin dejarte ver y luego, pretender que todo el mundo se acuerde de ti, le decía.
De vez en cuando accedía, pero era por quitárselo de encima mas que por ganas, aunque una vez en situación, tenía que reconocer que se lo pasaba bien y alguna que otra conquista, lograba llevárselo a la cama, la mayoría intentaban quedarse en su vida después de la primera noche, con alguna que otra excusa, pero no lograban involucrarlo, hasta le habían venido con el cuento, de algún que otro embarazo, cosa imposible ya que durante su matrimonio, como las cosas iban de mal en peor, se hizo la vasectomía, ya que su mujer no estaba dispuesta a tener hijos para no estropearse, fue él el que hizo el sacrificio por ella, aunque luego se arrepintió, cuando se precipitó todo y llegó el divorcio, le quedó como un vacío, hasta pensó en revertir el proceso, pero nunca llegó a hacerlo.

viernes, 27 de septiembre de 2013

Amigas y "amigas"

Hay amigas y amigas, unas se encuentran, otras se imponen, sí ellas mismas se imponen y se dicen amigas, pero las amigas son aquellas que están ahí, incondicionalmente.
Las amigas son aquellas personas que están aunque sea un tópico, en lo bueno y en lo malo, cuando las necesitas responden, aunque estén a kilómetros de distancia e incluso no las conozcas físicamente, pero la relación está ahí, fuerte, irrompible "hich" palabra yucatense con la que me abrazó una amiga en la distancia y que significa irrompible, palabra que me encanta. Están en tus alegrías y en tus sufrimientos y, a veces, aunque en la distancia hacen muchísimo más que las que se dicen amigas y están a tu lado.
Esas son las amigas que yo quiero, que adoro, son esas amigas que siempre tienen la palabra de apoyo cuando la necesitas pero que también están cuando te equivocas para decirte que te has equivocado, que no te adulan porque sí, cuando te elogian es porque te lo mereces y cuando te mereces una colleja también están para dártela,  y como buena amiga le agradeces.
Las otras "amigas" se imponen, sí, las hay que imponen su amistad, pero aunque intentes hacerte su amiga es muy difícil serlo, son "amigas" que lo único que buscan es la adulación fácil, el servilismo, te llaman amiga pero solo buscan su conveniencia, te cuentan sus problemas pero no aceptan consejos, te cuentan sus aciertos pero lo que quieren es dar envidia, son siempre "yo más" nunca escuchan, se dicen amigas pero lo que quieren, es que las complazcas, cuando por fin te atreves a decirles la verdad sobre lo que piensas del tema que sea, si no es de su agrado, como por arte de magia dejan de ser tu amiga.
Una amistad impuesta no es amistad, una amistad impuesta es dejar que el tiempo pase y ponga las cosas en su sitio y normalmente antes o después pasa, no se puede decir a alguien  "yo soy tu amiga, lo quieras o no", como tampoco se puede acceder al estatus de amiga solo por parte de una de las interesadas, la amistad no se impone, la amistad surge y cundo surge espontáneamente es maravillosa.
Hay personas que imponen su amistad porque son incapaces de encontrar amigas verdaderas, entonces se crean la falsa ilusión de ser tu amiga, hay personas que te obligan a ser su amiga, pero no saben ellas en sí ser amigas tuyas, están solas y necesitan el afecto que no saben ganarse, es entonces cuando se crean el espejismo de ser tus amigas hasta que te lo crees e intentas hacer lo que haces normalmente con tus amigas, les haces ver las cosas de otro color que no es el suyo, y ahí es cuando dan media vuelta y dejan de ser tus "amigas".
Esas amigas son las que no necesito, esas amigas son las que al final acaban solas, el tener un punto de vista diferente no significa que no se pueda tener esa amistad, la mistad debe estar por encima de las diferencias ideológicas y de todo tipo.
Me siento orgullosa de tener las amigas que tengo, las que con el tiempo estrechan lazos y aún así siguen siendo ellas mismas, con sus aciertos y sus errores, las otras, lo siento, pero tal día hizo un año.

sábado, 21 de septiembre de 2013

Mis últimas lecturas



trilogia martin ojo de plata (incluye prologo y material inedito)-matilde asensi-9788408104384




Trilogía 
Martín ojo de Plata

Debo reconocer que tengo debilidad por Matilde Asensi, desde que una buena amiga un día me recomendó leer El último Catón, me enamoré literalmente de la manera de escribir y de su poder de narrativa, he seguido fielmente todas sus obras y ninguna me ha decepcionado.
Me encantaría poder escribir y tan bien como ella pero he de reconocer mis limitaciones.
El último libro que he leído ha sido la culminac¡ón de la trilogía Martín ojo de Plata, supongo que no soy la primera en opinar, pero como hasta hoy no lo he terminado no había tenido la oportunidad de hablar de él.
Como esperaba me ha encantado, lógicamente  Tierra firme me sorprendió, una mujer tan joven y con el coraje de Catalina Solís era difícil de encontrar en el siglo XVII


Estamos a finales del siglo XVI, con un imperio español extendiéndose por el mundo, pero con unos reyes solo preocupados de continuar con sus guerras y financiarlas. Para ello el oro y la plata traídos desde el Nuevo Mundo son fundamentales.

Y para esa guerra es también fundamental el monopolio del comercio. Por ello está prohibido comerciar con las naciones enemigas, aunque ello suponga el desabastecimiento de las colonias.

Es esta vida de las colonias la que se nos narra, como a pesar de la riqueza que hubiera tenido que suponer el oro y la plata (riqueza de la que tampoco pudo disfrutarse en la península, pues fue uno de los periodos de mayor pobreza), el monopolio, el no poder ni siquiera por ejemplo hacer vino para no hacer la competencia a España, hizo que las necesidades fuesen muy grandes, pues hasta ropa para vestir podía faltarles.
De ahí la importancia que los comerciantes viajando de un sitio para otro tenían. Comerciantes que en el fondo se dedicaban al trueque de productos, pues por no haber no había apenas moneda ni metales preciosos, que eran todos enviados a España.

Y es de la vida de uno de estos comerciantes, Esteban Nevares y de sus andanzas de la que se nos habla en el libro.
No es un libro de piratas como he leído en algún sitio. Pero evidentemente hay piratas, porque en estas guerras en las que se veía envuelto el imperio español, el ataque a los barcos españoles con el oro y las mercancías que llevaban era una tentación muy grande.
Piratas, corsarios o contrabandistas, que de todo había y que en el fondo era solo una cuestión de matiz. Porque piratas eran los que atacaban los barcos para robarlos. Pero si lo hacían con una carta de su gobierno con permiso para hacerlo, ya no eran piratas sino corsarios. Y si lo que se dedicaban era a comerciar con el enemigo, entonces eran contrabandistas. Aunque en un momento dado pudieran ser una cosa u otra indistintamente.

Asistiremos también a todo el entramado económico que este comercio suponía y a como algunos se aprovechaban de ello desde España, con la información de cuáles serían las mercancías que partirían para el Nuevo Mundo, para enriquecerse.

Conoceremos también cómo era la esclavitud y el mundo de los encomenderos, aquellos que recibían por parte de España un terreno y encomienda en la que podía hacer trabajar a los nativos, prácticamente en régimen de esclavitud, con la diferencia de que para obtenerlos no tenían que pagar dinero como ocurría con los esclavos negros. 
 Venganza en Sevilla
Continuación
En Venganza en Sevilla Catalina Solís adopta ya según su conveniencia el papel de Catalina Solís, transformada en una viuda y hacendada rica, o el de Martín Nevares, capitán de barco, hijo de un rico comerciante. 



Sin destripar argumento, el enfrentamiento con la familia Curvo obliga a Catalina Solís a volver a España para salvar al que ha sido para ella como su padre, y del que de hecho su personaje masculino se hace pasar por su hijo.

Ya en Sevilla, un juramento realizado a su padre le obliga a vengar el daño sufrido de mano de la familia Curvo, matando a los cinco hermanos Curvo, tres varones y dos hembras. 

Venganza en Sevilla es la historia de cómo Catalina Solís intenta cumplir con ese juramento, fácil de hacer, pero no tanto de cumplir.




Último libro
La conjura de Cortés


Terminbaba Venganza en Sevilla con parte de la venganza cumplida. Pero solo en parte, la misión de Catalina no está terminada, por lo que ha de volver nuevamente a Tierra Firme para completarla.

Por otra parte, Catalina o Martín decide cambiar su nombre, pues no solamente su carácter ha cambiado, sino también su aspecto físico al perder un ojo. Un ojo que primero tapa con un parche pero luego con un ojo de plata, de ahí el nuevo nombre que decide adoptar:


«En resolución, señor o señora, ¿sois varón o sois hembra? -preguntó con enfado el marqués de Olmedillas, creciéndose por las declaración de Rodrigo. Las risas y exclamaciones de mis hombres tornaron a triunfar sobre os sonidos de la tormenta. Para vuestras mercedes -exclamé, regocijada-, seré en todo momento Martín Ojo de Plata.»

Sin haber podido cumplimentar su venganza, Catalina se ve envuelta en una aventura que en principio ni le va ni le viene, porque ¿quién es ella para inmiscuirse en una conjura contra el rey de España sin llevarse ningún beneficio de la misma?
«¿Encontrar un misterioso tesoro del grande conquistador Hernán Cortés? ¿Qué motivos podía tener alguien tan acaudalada cono yo para meterse en semejante brete y, por más, sin que nada fuera para mí?.» 


Desde el primer momento me encantó el personaje, disfrutar de las ventajas de un hombre siendo mujer, aunque para disfrutarlas haya tenido que dejar muchas cosa por el camino.
Quizás lo más flojito aunque no menos interesante sea la historia de amor entre Catalina y Alonso, pero bastante bien resuelto para no ser una novela romántica, la misma autora en una entrevista que se le hacía dijo no ser "Federico Moccia" que lo suyo era la aventura y la historia,aunque en esta trilogía la historia es más bien el telón de fondo, sin profundizar, pero recomendable para pasar un buen rato, muy entretenida. 



jueves, 12 de septiembre de 2013

Interesante artículo sobre cincuenta sombras

Me ha parecido interesante un artículo que han publicado en "La Gaceta"de hoy jueves
Está dentro de mis pensamientos y mi opinión de que es un libro machista escrito por una mujer, lo siento por las de mi género pero no las entiendo. 

  • ENCARNACIÓN EN EL CINE
    Lo que no se cuenta de ‘50 sombras de Grey’
    3 comentarios BEGOÑA MARÍN
    ¿Baluarte de la liberación femenina? ¿O más bien, otra vuelta de tuerca machista? Quien sale perdiendo en novela, y ahora película, es la mujer.
  • Los personajes de la trilogía literaria Cincuenta Sombras de Grey ya tienen su encarnación en el cine. La estadounidense Dakota Johnson, hija de Don Johnson y Melanie Griffith, y el actor británico Charlie Hunnam serán los protagonistas de la versión cinematográfica de las novelas de E.L. James.
    Cincuenta sombras de Grey relata, sin escatimar ningún tipo de detalle, los intensos y tórridos encuentros entre un multimillonario de 27 años y una estudiante universitaria: Anastasia Steele.
    La confirmación de Johnson, de 23 años, pone fin a meses de especulación, cuando sonaron nombres como el de la inglesa Emma Watson, Hermione, en la saga de Harry Potter, para el papel de la cándida Anastasia, quien en la ficción sucumbe a los encantos de Grey.
    Hunnam es también relativamente desconocido para el gran público. De hecho, la escritora confesó que quería a Robert Pattinson, el protagonista de la saga , como protagonista. Así lo ha revelado un amigo muy cercano de la escritora, que asegura que la autora quería al protagonista de la saga Crepúsculo para encarnar a Christian Grey. Ha sido el escritor Bret Easton Ellis, autor de obras como American Psycho, Lunar Park o Los confidentes, quien ha realizado estas revelaciones a través de Twitter.
    ContraindicacionesEn su perfil el autor publicó un tuit el el que aseguró que durante una fiesta veraniega E. L. James le aseguró que Matt Bomer, uno de los hombres que sonaron con más fuerza para el papel, nunca fue una opción real. La elección ha levantado ampollas entre muchas fans de la saga literaria que prefieren otros nombres como Alexander Skarsgard, Alex Pettyfer, el propio Ian Somerhalder o, sobre todo, Matt Bomer.
    Pero al margen del revuelo mediático, Cincuenta sombras de Grey también ha recibido duras críticas, tal y como demuestra un reciente artículo publicado en la revista , la Journal of Women’s Health publicación oficial de la Academia de la salud de la mujer y la Sociedad para la investigación en este campo en EE UU.
    Según este estudio, el libro contribuye a perpetuar el problema de violencia de género. Para ello, los expertos tomaron como referencia los datos de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades sobre violencia interpersonal y las reacciones asociadas que se producen, llegando a la conclusión de que la pareja femenina de la novela, Anastasia, sufre un daño como consecuencia de su relación con Christian (el protagonista masculino). En concreto, “las interacciones de la pareja son emocionalmente abusivas, caracterizadas por el acoso, la intimidación y aislamiento”.
    La principal autora del estudio, Amy Bonomi, investigadora del departamento de Comportamiento humano en la Universidad de Ohio, pone algunas ejemplos: Christian sigue y persigue a Anastasia, aparece en lugares inusuales, utiliza un teléfono y el ordenador para rastrear su paradero, la intimida, y la aísla limitando así su vida o contactos sociales. 
    La violencia sexual, explica la especialista, es un fenómeno generalizado, incluyendo el uso de alcohol para comprometer el consentimiento de Anastasia, y la intimidación, ya que Christian inicia la mayoría de los encuentros sexuales cuando está enfadado o enojado. “Anastasia tiene experiencias típicas reacciones de las mujeres maltratadas, como la de la constante amenaza percibida, la identidad perdida y también la ansiedad. De este modo, Anastasia pierde su poder y queda atrapada en la relación”, concluye.
    Víctimas de la violenciaSegún refleja el documento, al menos el 25% de las mujeres son víctimas de violencia provocada por su pareja, y novelas como esta no hace más que agravar el problema. La cultura, mantienen los expertos, debe ser un patrón donde se reflejen modelos de conducta adecuados que sirvan como ejemplo a la sociedad. “Tenemos que estar en sintonía con la manera como las mujeres son tratadas en los libros y películas, y como por ejemplo, la cultura popular puede perpetuar estas normas violencia de género”, dice Susan G. Kornstein, MD, editora de la Journal of Women’s Health.
    La introducción al mundo del sadomasoquismo que se realiza en el libro es muy real: “La sumisa obedecerá inmediatamente todas las instrucciones del amo, la sumisa aceptará toda actividad sexual que el amo considere oportuna y placentera, excepto las actividades contempladas en los límites infranqueables”.
    El psicólogo José Bustamante alerta de que “no hay que confundir fantasía con realidad”. En este sentido el especialista en sexología cuenta que muchas parejas al intentar llevar a cabo prácticas sadomasoquistas se violentan y no les resulta “en absoluto” placentero. “Lo que relata el libro sobre sadomasoquismo es bastante fidedigno”, comenta el sexólogo, y aclara: “Para mucha gente es una forma de vida, pero es un juego pactado por los dos, no es violencia”.
    Todo ello acentúa el carácter paradójico de una novela, que algunos críticos han considerado un baluarte de la liberación femenina. Sin embago, los estudios médicos y psicológicos demuestran que la que, en realidad, sale perdiendo con la moda de Grey es la mujer, convertida en muñeca en manos del varón.


    miércoles, 4 de septiembre de 2013

    Tiempos modernos, que diría Chaplin

    Queridos lectores les traigo un articulo que me ha parecido muy interesante, a la vez que divertido.
    El articulo en cuestión puede que ya lo hayan leído, pero aun así me he atrevido a copiarlo porque me vino a la menoria una frase que repetía mi abuela cada vez que veía la televisión,  cual si de Charles Chaplin se tratase siempre decía: estos tiempos tan modernos, a saber donde vamos a ir a parar y, por lo que veo, siempre ha sido así.
    Los mayores siempre ven a los jóvenes como inmorales o hasta indecentes, luego esos jóvenes crecen y vuelven a ver inmorales e indecentes a la siguiente generación.
    Como también diría mi abuela: es ley de vida.


    EL ESCANDALOSO RETRATO DE MADAME X
    En 1883 John Singer Sargent realizó este "escandaloso" retrato de Virginie Amélie Avegno Gautreau, una norteamericana casada con el banquero francés Pierre Gautreau y, como dice la Wikipedia, bien conocida en los círculos sociales parisienses por su belleza y sus supuestas infidelidades. Pero, según las crónicas de la época, lo "escandaloso" del retrato no fue en sí misma la modelo sino su enorme contenido erótico. Tanto la postura de Madame Gautreau como sus brazos desnudos y su escote se consideraron en aquel momento tan explícitos como para que este cuadro fuera objeto de todo tipo de murmuraciones durante el Salón de París de 1884 en el que fue exhibido. Por supuesto, aunque el título del cuadro fuera "Retrato de Madame X", todos sabían quién era Madame X.

    Una anécdota más: como gran parte de lo provocador del cuadro parecía centrarse en el tirante descolgado del hombro derecho, Sargent tuvo que acabar por pintarlo de nuevo colocado ya en su sitio correcto.

    Como veis, el concepto de lo erótico y, sobre todo, de lo escandaloso ha variado bastante en los últimos 130 años.

    Ésta es la foto del cuadro original con el tirante del hombro derecho caído.


     



    miércoles, 31 de julio de 2013

    Cincuenta sombras de Grey

    Cincuenta sombras de Grey
    E.L. James
    Me lo llevo de vacaciones


    Reconozco que no he leído el libro, todavía, en un principio me negué a leerlo por lo que me contaban amigas y clientas que era el bombazo, el libro del año, empecé a interesarme por él y cuando me empezaron a contar la trama lo primero que pensé: cómo una mujer puede escribir algo tan machista, no lo concebía, después me dijeron que al finalizar la trilogía la historia da la vuelta y lo que parecía machista se vuelve una historia de traumas y demás.
    Despues de cincuenta sombras han aparecido libros del mismo estilo por docenas, eso para mí no es ser creativo, es aprovechar el tirón del momento y sumarse al carro de lo que por azares del destino ha caído en gracia, que está muy bien, pero creo que debemos ser más originales en nuestros libros.
    La original en este caso fue la señora E. L. James que a partir de una novela que también fue pionera en lo suyo: léase saga Crepúsculo, supo llegar a millones de adolescentes, en este caso ha llegado a millones de mujeres, normalmente amas de casa, que imagino necesitaban un poquito de aliciente en su vida sexual, porque sino, no me explico la noticia que aparece hoy en "La Vanguardia"

    Aumentan los accidentes sexuales domésticos por '50 sombras de Grey'

    "La cifra de incidentes en los que se utilizan objetos como esposas parece haber crecido", afirman los bomberos de Londres 

     

    Londres. (Dpa) - La brigada de bomberos de Londres atribuye a la literatura erótica puesta de moda por libros como 50 sombras de Grey el aumento de
    incidentes domésticos de tipo sexual.
    "La cifra de incidentes en los que se utilizan objetos como esposas parece haber crecido", aseguró el tercer oficial Dave Brown en referencia al best seller de la británica Erika L. James.
    El equipo de bomberos dijo haber atendido 79 incidentes en los últimos tres años en los que alguna persona tenía inconvenientes con esposas. A esos episodios se sumaban además 1.300 inconvenientes en los que las personas habían quedado atrapadas o no podían desprenderse, por lo general, de algún objeto de la casa.
    En su advertencia de este lunes, los equipos de rescate londinense instaron a actuar con cautela y a pensar "con cuidado" antes de llamar al número de emergencias 999.

    Aquí les dejo la noticia, no creo que sea necesario llegar a esos extremos por un libro, tanto la literatura como la vida sexual debería ser original y no dejarse llevar por modas, que están muy bien siempre y cuando no queramos ser literales al llevarlos a la práctica.
    Habiendo tiendas maravillosas que venden todo tipo de juguetes y artilugios, no hace falta jugarsela con objetos caseros que nos pueden llevar a alguna desgracia.
    Prometo leerlos estas vacaciones y después a lo mejor vuelvo a comentar, según vea.

    lunes, 29 de julio de 2013

    quinto capítulo "Otoño en la piel, primavera en la sangre"


    BARCELONA
    Capítulo
    5



     -Tenemos que hablar- Solté, así sin pensarlo demasiado, porque si no, el valor me abandonaría antes de empezar.
    Estaba completamente decidida a no dejar pasar más tiempo y que el daño fuese mayor, nunca me propuse para nada que las consecuencias de mis errores las pagaran otros y mi queridísima prima cada vez que me veía me recordaba mis culpas, por lo tanto no estaba dispuesta a que me siguiera chantajeando emocionalmente.
    Ricard hacía días que estaba con la mosca detrás de la oreja, por lo tanto no le cayó de sorpresa mi invitación al dialogo.
     -Dime, que es eso tan importante que tienes que decirme, aunque te advierto que si no me va a gustar, mejor no me lo digas.
     -Verás, es algo que tienes que saber para poder tomar una decisión sobre nuestro futuro.
     -Tengo muy claro nuestro futuro- contestó un poco incómodo- sabes que mi futuro está ligado al tuyo, mi idea de nosotros es estar toda la vida juntos.
    Aquellas palabras me desmontaron, hicieron de mí una madeja de nervios o peor aún, me sentía una persona despreciable.
     -Escúchame y no digas nada hasta que acabe, por favor no me lo pongas más difícil, sé que te voy a hacer daño con lo que te voy a decir pero es necesario, no puedo seguir callando y fingir que no pasa nada.
     -Sé lo que me vas a decir y no te negaré que me duele, pero sabes que yo te quiero y estoy dispuesto a reconocer a ese niño como mío, no te preocupes, tu reputación quedará intacta- habló como de corrido, como sin querer dar tregua a sus palabras y que pudiesen traicionarlo y decir otra cosa que a mí quizás me hubiese gustado más, porque de esta manera me sentía mucho peor.
     -¿Cómo sabías lo que tenía que decirte?
     -¡Vamos, Txell! Que no nos conocemos de ayer, desde que volviste no has vuelto a ser la misma y sabes que yo he puesto medios para que no te quedaras embarazada.
     -Entonces ¿lo has sabido desde un principio? O peor ¡te lo ha dicho Laia!. Ha tenido que ser ella, sabía yo, que no era capaz de dejar su boquita cerrada, pero me va a oír cuando la vea, esto no se queda así.
     -Tranquila, estuve averiguando y le sonsaqué, aunque no diga nada, tonto, tampoco soy.
     -Pues tú mismo, tienes todo el derecho a decidir que hacer con nuestro matrimonio si no quieres seguir conmigo lo entenderé- contesté alzando la voz algo más de lo debido.
     -No te diré que esto vaya a ser fácil, pero si tú estas dispuesta, por mí no hay problema, asumiré la paternidad y nadie tiene por qué saber nada, eso sí, te pido por favor que me des tiempo para asimilarlo, una cosa es tener dudas y otra distinta es que sea cierto, pero tranquila lo superaremos poniendo los dos de nuestra parte y no por gritar más me harás cambiar de opinión, eso sí, si lo que quieres es dejarme eres tu quien ha de decidir, yo no puedo obligarte a que me quieras.
    -Sabes que no puedo tomar una decisión yo sola, pero también entendería que me quisieras abandonar, sé que lo que hice no estuvo bien, casi te agradeceré que me dejes, no me sentiré tan infame, ya veré como seguir con mi vida, lo que me pase solamente será culpa mía.
    Se quedó callado y dejó que cayera sobre mí el peso de nuestro futuro.
    En ese momento me di cuenta que yo sola no sería capaz de afrontar el reto de una separación, aquello mataría a mis padres y tampoco era justo, Ricard me estaba tendiendo una mano y yo sabía que el precio sería alto, pero intentaría sobrellevarlo de la manera menos dolosa para los dos, me propuse que nuestra relación como mínimo fuese lo más cordial posible y que mi “matrimonio” fuese de lo más convencional y viable.

    Pasaron los meses y la cosa se hizo evidente, como había perdido tanto peso, al principio no se noto que el embarazo estaba más adelantado de lo que parecía por lo tanto el niño nació supuestamente sietemesino, pero robusto y fuerte. Como la criatura no fue demasiado grande, aunque no tuvo que ir a la incubadora, nadie sospechó nada o por lo menos nadie dijo nada, la única que hizo un comentario fuera de tono, como no, fue mi amada prima, la cual empezaba a cansarme con sus insinuaciones.
     -Prima, el niño es clavadito a su papá ¿no crees?- manifestó irónica.
     -Laia por favor, ¿no entiendes que este no es el mejor momento para tus comentarios?
     -No te enfades solo estoy constatando un hecho, pero bueno los recién nacidos cambian mucho, tranquila igual no se nota demasiado, al fin y al cabo el “supuesto” padre tampoco es que sea moreno- me iba susurrando al oído de forma maléfica.
    Sonreí como si me hubiese dicho algo bonito y como pude intenté ignorarla, aunque me sentía hasta mareada con su mala fe, era capaz de divulgarlo a los cuatro vientos y me resultaría difícil negar la evidencia máxime cuando ella había sido testigo de mi desliz.
    Con el paso del tiempo logramos llevar un matrimonio aparentemente normal, aunque solo de puertas afuera, no es que Ricard se portara mal con el niño o conmigo pero desde luego las cosas distaban mucho de ser perfectas como queríamos hacer creer.
    Por otro lado tenía sobre mi cabeza una espada de Damocles amenazante, aunque en este caso Damocles tenía nombre de mujer y se llamaba Laia, la cual no dejaba pasar ninguna oportunidad de amargarme la existencia y recordarme que si no hubiese sido por ella, yo jamás habría conocido a Guy y en este momento no tendría un hijito tan lindo o como me decía ella “el padre putativo no era tan guapo como el padre biológico”.
    Ricard decía que no, que aquello era cosa del pasado y estaba totalmente olvidado, pero yo me daba cuenta que por mucho que intentara disimular cada vez que miraba al niño estaba buscando rastros de cómo sería el padre e  imaginaba, que mi prima tenía mucho que ver en que él, no olvidase mi desliz.
    Procurábamos no tocar el tema, se había convertido en un tema tabú, así que cuando por algún accidente salía a colación, se ponía pálido y de muy mal humor, así que yo intentaba evitarlo a toda costa, también procuraba no hablar nunca de Nueva York bajo ninguna circunstancia.
    Al principio de nuestra vida matrimonial la relación de pareja era como la de cualquier otro matrimonio de nuestro tiempo, hacíamos vida conyugal y convivíamos como si nada hubiese pasado, nuestras relaciones eran de lo más normal en todos los sentidos, aunque la verdad a mí me costaba cuando estábamos juntos no comparar y por desgracia mi marido siempre salía perdiendo. Cuando éramos novios no me di cuenta, por mi inexperiencia y el hecho, de no haber tenido relaciones con él anteriormente, no supe valorar lo que se me venía encima, fue  una vez casados cuando comprendí que no era lo que yo esperaba en un marido, no es que no fuese bueno, es que no sabía darme lo que yo necesitaba, él es un hombre de pocas demostraciones afectivas y a mí me gusta o mejor dicho, necesito que me demuestren que me quieren y no necesariamente con palabras, un gesto, una mirada, una caricia de soslayo... me complacen mucho más que una joya y mi marido, todo lo arregla con un regalo, caro, pero sin pasión.
    Para él, hacer el amor era como cumplir un trámite, un desahogo para el cuerpo, pero no ponía demasiado énfasis en complacerme, a lo mejor es que desde un primer momento no supe como llegar hasta su interior, el caso es que las relaciones eran cada vez más esporádicas y no demasiado satisfactorias, “habiendo probado el néctar, ¡que difícil conformarme con tan poco!”


    A medida que transcurrían los meses se hacía más evidente que de aquel árbol no pudo haber salido aquel vástago, no había que ser experto en genética para darse cuenta que ni los rasgos ni la complexión del niño tenían nada que ver con el “padre”, el niño crecía alto y fuerte, tenía el pelo color del trigo maduro y los ojos clavaditos a su autentico padre, verdes y de lo más expresivos, aunque si alguien aparte de mi prima lo notó, se guardó muy bien de decirlo, mi marido no era demasiado alto y aunque tenía una buena complexión, nada que ver con “el otro”, y por otra parte, mi fiel Laia, se presentaba allí cada dos por tres para que yo no pudiera cometer ningún otro desliz, me amenazaba, cada vez que tenía  ocasión, con divulgar los errores de mi pasado, al vivir en una sociedad tan encorsetada, cualquier escándalo seria muy perjudicial, así que me tenía en sus garras y yo tragaba sapos y culebras, cada vez que la veía aparecer por la pequeña librería que teníamos, con la excusa de buscar alguna novedad literaria.
     -¿Por qué te molestas prima?, Sabes que si me haces una llamada te puedo enviar lo que me pidas- argumentaba yo cada vez que asomaba su nariz  por allí, quizá con mayor ironía de la necesaria.
     -No sufras, no es ninguna molestia, además vengo a traer noticias frescas, os traigo la invitación a mi boda, supongo que no me fallareis- sonrió con malicia, sabia que odiaba las reuniones familiares y no estaba muy segura que no me tuviese preparada alguna encerrona.
     -Descuida no faltaremos, estamos seguros que será un día muy especial y ahora si me disculpas, tengo mucho trabajo- conseguí balbucear porque la verdad era que me ponía cada vez más nerviosa cuando la veía, se me llevaban los demonios cuando veía pintada en su cara aquella sonrisa tan cínica y mordaz.
     -No he acabado prima, tengo otro notición que estoy segura que te va a encantar cuando te lo cuente.
     -Pues suéltalo ya, te he dicho que tengo trabajo, estamos preparando la presentación de un libro y se me agota la paciencia- gruñí
     -Haya paz, Laia ¿qué es eso tan importante que nos tienes que decir?- preguntó mi madre que pasaba por allí y se quedó escuchando y vigilando, puesto que sabía que nuestra relación otrora de hermanas se había deteriorado desde que volvimos de aquel viaje, aunque ninguna nunca quiso dar explicación alguna.
     -Lo suelto ¿vale? Pues no es otra cosa que me voy a vivir a Francia, ya sabéis que Jean Claude siempre quiso volver a su país de origen y le ha salido una muy buena oportunidad que no piensa rechazar, así que en cuanto nos casemos nos mudamos de país, no me digas primita que no te pone contenta el notición.
    La verdad es que por un momento me temí lo peor, pero parecía ser que se había cansado de martirizarme, por lo menos de momento y sí, en aquel instante pensé que era lo mejor.
    A pesar de todo nuestra vida transcurría de forma monótona y la verdad bastante aburrida, los dos nos volcamos en nuestros respectivos trabajos y dejamos pasar el devenir del tiempo.
    Yo tenía mis libros y me sentía bastante realizada, me encargaba de preparar los eventos y presentaciones y aunque era una librería modesta tenía mucha solera e historia, la había fundado mi abuelo y no queríamos que desapareciera, al ser un negocio familiar y al haber fallecido mi padre unos meses atrás, me toco hacerme cargo de la parte administrativa y publicitaria de la pequeña empresa, por eso teníamos que trabajar el doble, con la competencia que llegaba de parte de las grandes cadenas y aunque nunca tendrían la esencia que desprendía la nuestra. Quizás por eso a los escritores les gustaba presentar sus trabajos con nosotros y los compromisos no faltaban, gracias a dios.
    Ricard también se volcó en su profesión y cada vez estaba más horas fuera de casa, él era técnico informático y podían llamarlo a cualquier hora y en cualquier momento para reparar algún programa o cosas por el estilo, la verdad es que a mí no me molestaban demasiado sus ausencias, ni prestaba demasiada atención a sus salidas a deshora, tampoco es que me preocupase en exceso por estar al tanto de su trabajo, sencillamente no me engañaba con excusas y yo no le molestaba con preguntas incomodas.
    Con esta falta de alicientes y dejando mucho de mí por el camino, fueron pasando los mejores años de mi vida sin saborear lo que pudo haber sido y de lo que me arrepentí en alguna ocasión, por ser tan conservadora y no ser capaz de dejarlo todo por un hombre, que posiblemente tampoco me hubiese hecho feliz, pero que ya nunca podría averiguar.
    Una mañana empecé a sentirme mal, tenía mareos y un peso en el estomago que no me dejaba retener la comida, en un primer momento pensé que tenía una gastroenteritis no quería ni pensar en estar esperando de nuevo, si ni siquiera dábamos oportunidades a la naturaleza para que siguiera su curso, nuestras relaciones eran tan esporádicas que jamás imagine que pudiera pasar, sencillamente yo le dejaba hacer cuando él lo pedía y no era precisamente muy a menudo, supongo que lo hacía por aquello de que no alcanzara a argumentar que no existían relaciones entre nosotros, con lo cual yo me desahogaba a solas en la intimidad de mis noches, tan solitarias pero tan llenas de recuerdos, que por mucho tiempo que pasara cada vez que tenía necesidad de amor, el solo hecho de evocar las noches que pasamos a solas, era suficiente para que mi cuerpo se estremeciera de un placer morboso y acababa amándome a mí misma, pero con la presencia inmaterial de mi gran amor de juventud.
    Mi malestar no fue tan pasajero, es más, creo que fue bastante premeditado, él quería convencerse de que era fértil y así dejar un delfín, con lo que se sintiera mas hombre, sus conquistas no le servían a tal propósito, así que en uno de nuestros escasos coitos hizo lo posible por plantar su semilla.
     -Tienes mala cara- dijo cuando nos sentamos a cenar.
     -Es que no me he sentido bien en todo el día.
     -Si no estás bien deberías visitar al medico que te haga un chequeo.
     -No es nada, no te preocupes veras como pronto se me pasa.
     -No estaría yo tan seguro, te veo como cuando estabas embarazada, a lo mejor tenemos una sorpresa- dejó caer como un mazazo.
    Como si fuera de lo más normal que el marido estuviera más al tanto que la esposa de un posible embarazo, así que me dejó a cuadros aquel comentario.
    Con aquel embarazo a traición quiso demostrar su hombría, no sospechaba que de esa manera cada vez nos distanciábamos más el uno del otro.