teresa196mateo@gmail.com

lunes, 21 de octubre de 2013

El tiempo entre costuras



Esta noche, llega la aventura y la pasión






  El tiempo entre costuras


Hacía días que tenía ganas de escribir algo sobre "El tiempo entre costuras" debo decir que el libro me fascinó, fue uno de los que me empujó a empezar a escribir, la historia de Sira Quiroga me enterneció y la fuerza y el empaque que le dio María dueñas a la historia me conmovió, una mujer débil y fuerte a la vez, que ante las adversidades se crece y no deja que le pasen factura.
Los personajes de ficción enredados con los reales hacen que vivas el personaje; que al estar contado en primera persona lo hace más real.
Hoy se estrena la serie, no voy a hablar más del libro de todos es conocido y de todos es sabido que está perfectamente documentado y la trama muy bien urdida, no decae en ningún momento y ese es el miedo que tengo con la serie televisiva.
No soy mucho de películas y mucho menos de series, de ahí mi miedo a lo que hayan podido hacer, espero que hayan sabido captar la esencia de lo que transmite en libro en sí.
Aunque no suelo mirar series y si son españolas, lo siento, pero menos y no es por despreciar el buen o mal hacer de los actores españoles que los hay muy buenos, el problema son los guionistas, si son de humor buscan el chiste fácil, si son históricas, el rigor histórico se lo pasan por el forro y me da muchísima rabia que los malos siempre sean los mismos y los buenos idem.
Es por eso que aunque me apetece mucho ver esta serie, tengo mis reservas, espero que me sorprenda, los personajes son deliciosos y si están bien tratados puede ser una serie muy digna de ver, Adriana Ugarte me parece una excelente actriz, espero que no me decepcione, el resto del elenco no lo conozco tanto, ya he dicho que no sigo demasiado las series de televisión.
De Raúl Arevalo o de Ruben Cortada no puedo decir nada, no los conozco demasiado, me intriga saber como estará la hija de Antonio Flores, Alba, no la he visto en ningún trabajo, espero que lleve el arte de su abuela y de su padre en las venas... se verá.