teresa196mateo@gmail.com

jueves, 14 de mayo de 2015

Ella frente al espejo

Ella se ha mirado al espejo, era un día como otro cualquiera, pero hoy se ha mirado al espejo. Un día que no tenía nada de especial, después de la ducha matutina se ha visto el pelo demasiado largo, ya tengo una edad se había dicho. Ha cogido unas tijeras y se lo ha cortado, se ha puesto leche hidratante en el cuerpo y se ha vuelto a mirar al espejo, es algo que no suele hacer, sabe que no es guapa y por mucho que le digan que la belleza está en el interior, no cuela, pero sin saber por qué, hoy se ha vuelto a mirar al espejo.
Ayer le habían regañado por vestir siempre de negro ¿Por qué motivo? le preguntaron, bueno, pues porque estiliza ¿Por qué si no?
Está bien, ha pensado, vestiré de claro, blanco como le habían aconsejado no tenía nada, ella no se veía con un color tan puro, ella no lo era, no era ni mejor ni peor que las demás, tenía muchas cosas en la mochila que nunca podría confesar.
En crudo sí, en crudo tenía un conjuntito de hacía unos cuantos años, ya que como solía ir de negro, allí seguía esperando que llegase el día de su estreno.
Y volvió a mirarse en el espejo, bueno, los kilos estaban allí, con blanco o con negro esos no bajan, al mirarse de nuevo al espejo, pensó que podía acentuar un poquito más el maquillaje, salir un poco de la rutina del rimmel y el brillo de labios.
De nuevo se miró al espejo, no sabía qué le pasaba pero no podía dejar de hacerlo. No se vio tan mal como pensaba, a lo mejor tenían razón aquellas personas que ayer le dijeron que tenía que ser ella la primera en verse bien, seguía sin ser guapa pero...
Cogió la chaqueta, el bolso y salió, otra vez se miró al espejo en el ascensor. Tenía la impresión que aquel iba a ser un día diferente, él la llamaría y esta vez, cuando le dijese: ¡Hola guapa! no se iba a enfadar, se había propuesto sentirse guapa por él, se había propuesto adelgazar por él, se había propuesto tantas cosas por él.
Pero de nuevo, con espejo o sin espejo, aquel iba a ser otro día sin él.