teresa196mateo@gmail.com

domingo, 15 de junio de 2014

¿Necesito un agente literario?

¿Necesito un agente literario?



El mercado literario está en medio de una revolución que nadie sabe en qué terminará. Lo único que sabemos es que a lo largo de los próximos años cambiará significativamente nuestra forma de leer, y no sólo por la eterna batalla entre el libro en papel y el libro electrónico, sino que también por un cambio de costumbres entre los lectores al que las editoriales tendrán que adaptarse de algún modo.
Aunque se pueda hablar mucho sobre este tema, para los autores es cada vez más fácil autopublicarse y competir de igual a igual con las grandes editoriales en el mercado del libro electrónico. Pero para competir en papel, en cambio, el camino pasa casi siempre por las grandes editoriales… y el camino a esas grandes editoriales pasa por las Agencias Literarias, que son muchas veces esas grandes incomprendidas.
Los que me leéis desde hace tiempo sabéis ya que soy incapaz de ver las cosas de un solo color. Así que no sabría qué responder si alguien me preguntara si necesita o no un agente para su novela.

Todo depende de los objetivos que uno se ponga:

a) Si quieres poner la primera piedra en un largo camino literario, tal vez te convenga tener uno para poder publicar con una editorial de cierto nombre. Lo más seguro es que no vendas más que unos pocos ejemplares, pero te será mucho más fácil publicar una segunda novela.
b) Si lo que buscas, en cambio, es tener el mayor control sobre tu obra, tal vez te convenga más hacer una campaña de micromecenazgo  y publicar una cantidad fija de libros (200, 500, 1000…). Esto te daría la libertad de venderlos a un precio que consideres justo, sabiendo que no te vas a quedar con stock en tu casa.
listado agentes editoriales ¿Necesito un agente literario?
Todo esto está muy bien, pero…

¿Qué demonios hace un Agente Literario?

Siendo crudo, un Agente Literario tiene:
a) Un mayor conocimiento del mercado editorial que el autor
b) Unos contactos que el autor normalmente no tiene
Un Agente te ayudará a decidir en qué editoriales podría encajar mejor tu novela, y te indicará qué cosas necesitas mejorar en tu manuscrito antes de empezar a hacer los envíos.
Todo ello a cambio de un pequeño porcentaje de tus derechos de autor.

¿De verdad es todo tan bonito?

Ni por asomo.
Como en todo, hay agencias buenas, malas y regulares: Están las que te tratan con una educación exquisita a pesar de todo el trabajo que tienen y de lo “pesados” que muchas veces somos los autores, y las que te tratan como a un paria que no merece respirar su mismo aire. Las que te cobran cantidades desorbitadas por leer tu manuscrito, y las que no aceptan ni un céntimo hasta que no te han conseguido un contrato con una editorial. Y entre ellas, todo un universo de Agencias que oscilan entre estos extremos.
Yo personalmente desconfío de las Agencias que cobran por leer manuscritos porque pienso que no perderán nada en caso de no vender mi novela, pero eso es sólo una opinión personal. El consejo que más se suele dar al hablar de este tema es que te dejes guiar por la química que haya entre el agente y tú, porque cualquier Agente puede hacer bien su trabajo… igual que cualquiera lo puede hacer mal.
Normalmente suele ser cuestión de compartir objetivos.
Si agente y editor comparten un mismo objetivo, la cosa suele ir bien. Si no lo hacen… mejor lo dejamos para otro día.
Mientras tanto, me interesaría saber lo que pensáis vosotros: ¿creéis que las Agencias Literarias son un mal necesario, o pensáis que hoy en día ya no son tan necesarias como hace años?